Indicadores socio- económicos, comparativa con otras economías latinoamericanas

Indicadores Socio-Económicos

A diferencia de otras economías latinoamericanas, la economía panameña se define por la marcada relevancia que el sector Terciario o de Servicios tiene dentro de la composición del Producto Interno Bruto (P.I.B.). Cerca de las 3/4 partes del P.I.B. son aportados por este sector mostrando una tendencia ascendente en los últimos 25 años. Por su parte, los sectores primarios y secundarios (sectores productivos) muestran una evidente debilidad y solo aportan un poco más del 25% del P.I.B. Según estimaciones preliminares la economía panameña registró para el año 2000 un crecimiento de 2.7%, de acuerdo al cambio anual mostrado por el Producto Interno Bruto (PIB) a precios del año 1992, conforme a estimaciones de la Dirección de Estadística y Censo de la Contraloría General.

Este desempeño se caracterizó por el crecimiento de actividades asociadas con el sector externo, tales como el incremento de la pesca marina de especies exóticas, la recuperación en la reexportación de la Zona Libre de Colón, el gasto de visitantes externos y los servicios del Canal y portuarios; y en algunas actividades relacionadas con la economía interna, entre las que sobresalieron el cultivo de granos y cereales, el café, frutas diversas, la recuperación de la horticultura, el aumento en la producción porcina, la avicultura, la generación hidráulica de electricidad, la construcción de residencias y locales comerciales, los hoteles y restaurantes, el transporte aéreo, las telecomunicaciones, los servicios bancarios locales, el alquiler de autos, los servicios informáticos y de asesoría, la enseñanza privada y los servicios domésticos.

Entre las actividades económicas que mostraron desempeños negativos se encuentran la exportación de bananos, el cultivo de caña, la ganadería vacuna y lechera, la exportación de camarones, la extracción de piedra, la industria manufacturera, la generación térmica de energía, la construcción de obras viales y portuarias, el comercio de mayorista y minorista, la banca externa, las aseguradoras, la administración y venta de inmuebles, la publicidad, la radio, la televisión y la exhibición de películas. Ver Cuadro No. 19 y No. 20.

Uno de los aspectos sobresalientes de la economía panameña es que posee una dualidad en su desarrollo socioeconómico. Por una parte, persiste una de las más concentradas distribuciones del ingreso y por otra registra significativas tasas de crecimiento de su producto interno bruto (PIB), cuyos ingresos por persona promedio superar significativamente los niveles de satisfacción de las necesidades básicas.

En esta dualidad, el 42% de la riqueza del país está concentrada en el 20% de las familias con ingresos más altos, mientras que el 20% de las familias con ingresos más bajos sólo posee un 1% de la riqueza nacional .

Material publicado con la autorización de La Asociación Panameña para el Planeamiento de La Familia, Dirección de Programas y Proyectos, Departamento de Evaluación y Estadísticas 1996-2000. Documento de Trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *